Blog

Errores comunes al disciplinar a nuestros hijos

Publicado en:May 03, 2013. 1 comentario

 



Mal temperamento

Subir la voz, insultar, perder la calma o cualquier reacción por el estilo es inaceptable a la hora de impartir disciplina hacia nuestros hijos. Simplemente porque no es una manera efectiva ni respetuosa. Con estas acciones, le estamos enseñando al niño que los gritos o la violencia en general son aceptables al momento de lidiar con dificultades con sus hermanos, padres, amigos, familiares, etcétera.

Si sientes que no puedes controlar tu temperamento, es mejor tomarte unos momentos para poder reaccionar de un mejor modo. Los niños responden mejor a enfoques tranquilos, precisos y razonables.

 

Castigo físico

Las nalgadas, asir del brazo fuertemente o cualquier tipo de golpe pueden haber sido moneda corriente en nuestra niñez. Lo cierto es que también es otro modo absolutamente inefectivo de encarar la disciplina de nuestros hijos. No solamente estarás abusando físicamente del niño, sino que no habrá forma de que el mismo aprenda algo bueno de la situación. Le enseña al niño que se puede lidiar con la frustración con violencia física y le deja un gran daño emocional.






Consecuencias sin sentido

Las consecuencias sin sentido son las llamadas consecuencias antinaturales. Esto significa que las consecuencias al comportamiento deben seguir un patrón lógico y no lo que se nos ocurra en el momento. Cuando impartimos disciplina desde ese lugar, generalmente no tomamos buenas decisiones. Entonces, por ejemplo, si tu hija rompe algo, debería ser su deber repararlo ella misma y con su dinero, y no que no pueda salir a ningún lado por una semana.

 

Inconsistencia

Otro de los errores a la hora de disciplinar a los niños es la inconsistencia en los castigos (que recuerda, deben ser consecuencias naturales al hecho, no castigar simplemente por castigar). Esto significa que el mismo comportamiento puede tener diferentes consecuencias dependiendo del momento. Si en un momento tu hijo dice una mala palabra y te ríes, y en otro momento sucede lo mismo pero lo castigas, estarás siendo inconsistente. En lugar a esto, es mejor siempre tener reglas claras y definidas.

Es posible encarar una disciplina con firmeza pero respeto y cariño para la crianza de nuestros hijos. 




Via Entre Padres

Comentarios

  • Publicado por Andrea en Nov 06, 2013

    Me gustaria mucho aprender, porq en verdad me siento mal cuando castigo a mi bebe y el solo tienes un año y 9 meses, creo q lo maltrato y en verdad no se como actuar

Deja un comentario