Blog

Maternidad y manualidades | DienteLeche

Publicado en:Oct 31, 2013. 0 comentarios

 

photo 3
photo 3
por magdalena

 

Siempre me ha gustado hacer cosas con mis manos. Me gusta tejer y bordar, pero hace mucho tiempo había dejado atrás las manualidades que implicaban colafría, tijeras, palitos de helado, lanas, papeles lustres, goma eva. Pero claro, desde que mis hijas entraron al jardín y luego al colegio todos esos materiales volvieron a mi casa e incluso ahora tengo una caja destinada especialmente para ellos.

Por suerte tengo cierta habilidad y me jacto de que mis plumeros son los más esponjados y bacanes, pero también significan invertir bastante más tiempo que unas tareas más sencillas. Eso sí, tal como alguna vez escribirmos, son una oportunidad de trabajar juntos y pasarlo bien, sobre todo cuando avisan las cosas con tiempo y no de un día para otro.

Otra de actividades que tuve que empezar a hacer fue dibujar. Siempre me considerado pésima para el dibujo y evitaba a toda cosa hacerlo, pero la profesora de mi hija me dijo que si yo no me atrevía a hacer cosas que me costaran, el ejemplo que le estaba dando a mi hija era justamente ese, realizar las cosas que le resultaran fáciles y evitar todo el resto. Así que me puse manos a la obra y comencé a dibujar. Lo fantástico es que he sido una sorpresa para mí misma, porque aunque claramente no tengo las habilidades naturales que otros tienen, sí he logrado creaciones decentes que hacen que mi hija esté orgullosa de mi. La trampita es que muchas veces googleo lo que necesito y luego hago la mejor adaptación posible.

¿Cómo les ha ido con este tema? ¿Las manualidades escolares son para ustedes un momento de relajo o un mayor estrés?

Deja un comentario