Blog

Emociones antes de un viaje

Publicado en:Oct 31, 2013. 0 comentarios

Y como ya es costumbre hoy la emoción me gana y en lugar de compartir el artículo que ya tenía planeado necesito escribir como me siento hoy antes de unos días separada de los niños. Con toda la ilusión me uniré a un viaje de trabajo de mi esposo y lo convertiremos en nuestro viaje anual solos.

La fecha que se veía lejana en el calendario llego y hoy soy un mar de emociones debido a la separación de los niños. Los pequeños están ilusionados porque los abuelos vienen a cuidarlos y saben todo el consentimiento que esto implica.

Yo sé que estarán muy bien pero no puedo evitar sentir y querer disfrutar el más simple abrazo porque no estaré con ellos algunos días. No puedo pelear lo que siento pero si dejarlo fluir y encausarlo de la mejor manera.

Cada año solemos tomarnos aunque sea un fin de semana para nosotros solos. Son nuestras vitaminas para el año y regresamos como nuevos. El tiempo en pareja es muy importante, tiempo de hablar y disfrutarse el uno al otro sin las interrupciones que existen cuando están los niños pequeños.

A los niños también les sirve estar unos días con los abuelos, además les encanta. Están esperando la noche de hoy para que lleguen los abuelos, tienen muchas cosas que contarles y por supuesto están esperando las sorpresas.

¿Entonces por qué siento este vació al dejarlos? Cuando eran más pequeños el cansancio me hacía sentir urgencia por unos días a solas con mi esposo. Ahora que van creciendo, tengo muchas ganas del viaje, lo voy a pasar genial pero me cuesta más el pensar en la separación.

Sé que mañana en cuanto ponga un pie en el avión, me relajo y me dedico a disfrutar. Hoy siento muchas emociones y quiero disfrutar al máximo el tiempo con mis hijos. ¿Les ha pasado a ustedes? ¿Cómo se sienten cuando dejan a sus pequeños unos días?

 

 

Deja un comentario